Arroz con huevo y una tuna es la comida de miles de panameños que no tienen para más

La cifra de personas desempleadas sigue siendo alarmante.
24 Noviembre, 2021
8:23 am

Spread the love

La crisis económica  y falta de empleos sigue afectando los precios y acceso a los productos de la canasta básica familiar, la cual oscila entre  los   240 – 280  y  dólares.

El aumento en los  precios  de los  alimentos, se suma a las preocupaciones de las familias panameñas que enfrentan situaciones de desempleo, crisis económica y con ello, el débil poder adquisitivo para suplir las necesidades básicas alimentarias, impidiendo la fuerte recuperación económica prevista para el primer trimestre del año 2022.

Según los informes brindados por la Autoridad de Protección al Consumidor  y Defensa de la Competencia (Acodeco), los precios de la canasta básica familiar (59 productos) en el mes de octubre registraron  una significativa alza que, al cierre de este mes el valor se elevaba a 272.67 dólares con tendencias de aumento en los  dos últimos meses del año

Actualmente, los productores y consumidores panameños se encuentran afectados principalmente por el alza del combustible que limita la producción y  transporte de los alimentos, aunado a la demanda de los productos,  la escasez de estos  y casi 300 mil ciudadanos que no cuentan con un empleo.

A pesar de que, a inicio del mes de noviembre se diera la reintegración de trabajadores con contratos suspendidos a sus repectivos puestos de trabajo, la cifra de personas desempleadas sigue siendo alarmante, además de miles de panameños con empleos informales y trabajadores con jornadas reducidas.

El recorrido de algunos supermercados de Panamá Oeste para conocer el precio total de la canasta básica, con un resultado de 242.05 $ en Super Carnes (Vacamonte) 256.87 $ Super XTRA (Arraiján) 298.80 $ en Riba Smith (Costa Verde). Los precios de los productos varían dependiendo  del supermercado, marca y  calidad del producto que se quiera adquirir.

Se espera que la apertura de los diferentes sectores económicos del país, flexibilice paulatinamente la crisis económica y aumente los ingresos de familias panameñas para afrontar las demandas de los altos costos de la vida,  a raíz de la pandemia de la COVID-19 y la desestabilización que esta provocó en diferentes ámbitos.

La familias panameñas declaran la difícil situación de suplir las necesidades alimentarias con los bajos  ingresos económicos que reciben mensualmente.

Familias  sienten  el peso de la crisis  económica

La familia Ruiz, está conformada por 5 personas; tres menores de edad y dos adultos. La señora Ruiz es maestra de Kinder y el señor Ruiz mantiene un trabajo informal en el sector de la construcción, siendo ellos el único sustento de la familia.

Los señores Ruiz comparten gastos para poder suplir mensualmente la canasta básica familiar, sin embargo, declaran que la escases de algunos productos esenciales o los altos costos de estos en los supermercados, presentan una verdadera preocupación.

“Siempre tratamos de hacer el super para todo un mes, pero generalmente nunca alcanza lo suficiente y nos toca racionar o comer lo que haya, hasta  que llegue el día de pago”, declaran.

La familia señala que enfrentar la crisis sanitaria con la creciente crisis económica y la falta de empleo, ha sido agobiante, viéndose en la obligación de cambiar el estilo de vida que llevaban previo a la pandemia, reduciendo sus gastos  y cambiando sus prioridades.

“En dos ocasiones nos han dado bolsas de comida del gobierno y han sido un gran alivio, con eso en nuestra mesa, nos limitamos a comprar lo necesario para completar el mes”, expresaron.

Por otra parte, la familia Ávila conformada por tres personas;  un menor de edad y dos adultos, declaró depender únicamente del vale digital otorgado por el gobierno, para suplir sus gastos.

Esta familia quedó desempleada tras el cierre de la empresa donde ambos laboraban en el año 2020, ellos manifiestan que la falta de empleo es preocupante y que a pesar de sus esfuerzos no hay respuesta por las empresas a las que han solicitado empleo en reiteradas ocasiones.

“El vale es nuestra único ingreso, gracias a eso no pasamos hambre nuestro hijo y nosotros, aun así, no alcanza. Hay días en los que nuestra única comida es una tuna, un arroz o un huevo”, declaró el señor Ávila.

Así mismo el señora Ávila menciona “estamos agradecidos con la ayuda que nos dan, pero es un dolor de cabeza ir al super, todo está caro”

Fuente de la notica

 

 


Spread the love