CHOLO EN STRIKE, CHOLO A LAS ROCAS Y CHOLO CON COCA COLA

12 Diciembre, 2020
8:38 am

Spread the love

Por. Jaime Cheng Peñalba. Sociólogo y docente panameño

JAIME CHENG PEÑALBA
SOCIOLOGO Y DOCENTE PANAMEÑO

En lo personal no creo en las frases que tienden a denigrar a los pobres, campesinos, indígenas o mujeres. Las mismas tienen su origen en los prejuicios que los sectores dominantes blancos tienen hacia el resto que ellos consideran “chuzma” y que no son dignos de alternar con su nivel o clase.

Esa frase que dice “indio, paloma y gato, animal ingrato” muy probablemente provino de un “patrón esclavista” o algún hacendado que piensa que todos los indios que no se dejan someter son malagradecidos.

La Oligarquía criolla, racista, acomplejada y explotadora ha diseminado mentiras sobre muchos que son héroes panameños como Victoriano Lorenzo al cual acusaban de ser un ladrón común sencillamente para destruir su imagen y su popularidad entre su gente.
Siguiendo en la línea de los prejuicios contra los indios, hace un par de décadas para vísperas de Navidad, un grupo de amigos entre los cuales se contaban dos sociólogos y tres abogados, fuimos invitados por una amiga a su apartamento para compartir entre camaradas la cercanía de la noche buena.

Todos los invitados llevamos algo para compartir como boquitas, cervezas y aguardiente. Al cabo de un par de horas, uno de los convidados quien era oriundo de la comarca y recién graduado de abogado, perdió el control producto del alcohol ingerido y empezó a acosar a la dueña del apartamento quien molesta por esta actitud nos corrió a todos de su casa como si todos tuviéramos la culpa de la conducta del abogado de la comarca.

Cuando íbamos bajando por las escaleras, el abogado “acosador” empezó a gritar improperios y vulgaridades contra la dueña del apartamento, situación que nos puso a todos en una “vergüenza colectiva”.

Al día siguiente, uno de los asistentes a la fiesta me llamó para explicarme la conducta del descarrilado expresándome: “lo que ocurre es que hay tres tipos de cholos, los cholos en strike, los cholos a las rocas y los cholos con coca cola».

  • Los cholos en strike o a la pedrada son los que manifiestan su conducta agresiva tan solo con oler el licor e inmediatamente te buscan pelea. No están tranquilos si no se agarran a trompadas con alguien.
  • El cholo a las rocas tiende a ser más moderado puesto que ostenta a veces un título o formación que le hace guardar distancia, pero tan pronto prueba licor se transforma y se vuelve agresivo.
  • Y el cholo con Coca Cola es aquel que se cree “rabiblanco” y desprecia a los de su clase. Son del tipo de Cholo decía el amigo que no les gusta mezclarse en fiestas con personas de su origen étnico y prefieren hablar de temas refinados pero también sucumbe al alcohol y se transforma.”

“No es un asunto de origen étnico”, le dije al compañero, “Es un problema de conducta y quizá de frustraciones escondidas que el Alcohol saca a flote”.

Bien decía Mateo 15: 11 “ No es lo que entra en la boca lo que contamina al hombre, sino lo que sale de la boca”.

Si eres consciente de que el consumo de alcohol te cambia la personalidad y te trae problemas, entonces para que sigues bebiendo.

Es preferible ser abstemio y conservar tus amistades y familia que perderlos por el consumo de alcohol desproporcionado.

Las pasiones y la conducta violenta producto del consumos de bebidas fermentadas ha sido el detonante de asesinatos entre miembros de una familia y luego que pasa el efecto viene la conocida “goma moral” donde los involucrados dicen no saber que les pasó y hasta les causa demasiada pena.

Siempre he sido de la opinión de que los verdaderos hombres no son los que se embriagan o hacen competencia para ver quien “aguanta más guaro”, sino aquellos que son responsables de sus actuaciones y saben levantarse de una mesa cuando han llegado al límite de su tolerancia a la ingesta de licor.

«Las opiniones vertidas son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan, necesariamente, el pensamiento de www.periodicoconstituyente.org»


Spread the love