Del discurso a las prácticas

Por un mundo mejor, el castigo a los abusadores y a los responsables de instituciones como SENNIAF Y MIDES debe ser ejemplar
1 Marzo, 2021
6:54 am

Spread the love

Por. Dra Ana Vizcaino/CEO de la Asociación Euroamericana de Derechos Fundamentales, ASDEFUN

COMUNICADO

Habiendo tomado conocimiento  de que el Ministerio Público de Panamá abrió una investigación de oficio ante las denuncias de supuesto abuso de personas menores de edad en albergues infantiles, basándose en:

  • Publicaciones de medios de comunicación del país
  • Y el pedido de  informes a la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNIAF), al Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) y a la Asamblea Nacional de Panamá.
  • El informe de  la Comisión de la Mujer, la Niñez, la Juventud y la Familia de la Asamblea Nacional de Panamá.

Que  reveló que, a través de la investigación de campo constataron “evidencias concretas de abusos, violencia y maltratos físicos a niños, niñas y adolescentes albergados, sobre todo cuando tienen alguna condición de discapacidad intelectual, entre otras.

La Dra Ana Vizcaino CEO de la Asociación Euroamericana de Derechos Fundamentales, ASDEFUN, Capitulo Panamá  y la Asociación Latinoamericana de Magistrados, Funcionarios Profesionales y Operadores de Niñez Adolescencia y Familia – ALAMFPYONAF -,  instan a los responsables a nivel gestión:

  • Funcionarios, profesionales y operadores responsables del cuidado, la formación, protección integral  y desarrollo de los niños, niñas y adolescentes privados de medio familiar, especialmente aquellos más vulnerables por algún tipo de discapacidad.

A respetar los derechos  consagrados en normativa internacional, Observaciones Generales del Comité de Derechos del Niños, Jurisprudencia y  Opiniones Consultivas de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos  Convenciones, Declaraciones,  etc., a cumplir con su función en forma   RESPONSABLE, PROFESIONAL, CON VOCACION DE SERVICIO Y  TENIENDO PRESENTE LOS DERECHOS DE ESTOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES,  que no tienen la posibilidad de ejercer el  primer derecho de crecer bajo el amparo y la protección de una familia como manda el preámbulo y la  “Convención Internacional de los Derechos del Niño”, que consagra entre otros:

  • sus derechos a la vida
  • a la salud
  • a no ser abusado
  • a la educación
  • al desarrollo
  • a la información
  • y especialmente a  ser oído, escuchado, conocido …

A “vivir en un ambiente de paz amor y comprensión”, expresando en su art. 20  que

1. Los niños temporal o permanentemente privados de su medio familiar, o cuyo superior interés exija que no permanezcan en ese medio, tendrán derecho a la protección y asistencia especiales del Estado” .

Todos los niños deben tener la oportunidad de ser felices, sin ser abusados y maltratados

Nuestras asociaciones  trabajan incansablemente por lograr la unión Latinoamericana y del Caribe, en la capacitación y en las prácticas,  para que este respeto pleno de los derechos humanos de niños, niñas,  adolescentes, y familias, sean una realidad, destacando el valor de llevar el discurso, los derechos consagrados,  a las buenas prácticas,  uniéndonos en el conocimiento  a través en seminarios, encuentros, jornadas, precongresos y congresos, asumiendo el próximo  el XIII CONGRESO LATINOAMERICANO DE NIÑEZ ADOLESCENCIA Y FAMILIA   en Panamá, porque e estamos   conscientes de  que los cambios que deben lograr las instituciones, asociaciones y sociedad en general, deben traducirse en trabajo interdisciplinario e interinstitucional y capacitándonos de manera integral, democrática  e interdisciplinaria, corresponsabilizándonos e involucrándonos desde  todos los ámbitos.

Por ello insta a todas las instituciones involucradas a tomar las medidas administrativas, legislativas, judiciales, educativas, para lograr la defensa plena de los derechos de niños, niñas y adolescentes y  entre otras  medidas:

1.- La especialización de quienes estén en contacto con los NNA albergados en instituciones.

2.- La creación de los registros y protocolos a los fines de resguardarlos y propiciar un monitoreo sistemático y constante de todas las instituciones de albergue

3.- La creación de  registros personalizados  y de planes individuales  para cada una de las personas menores de edad sin cuidado familiar.

4.- Posibilitar otro tipo de resguardos abreviando plazos de albergue,  para garantizar que  hechos  como los denunciados, no vuelvan a suscitarse vulnerando los derechos de la niñez y adolescencia que se encuentran con  medidas  excepcionales de protección, asumiendo el compromiso de  poner su mejor esfuerzo y

5.- Disponerse todos los recursos  materiales y humanos para lograr el objetivo de averiguar la verdad   con carácter de urgente y sus responsables,   y por fin… hacer cesar esta situación de sufrimiento  a todos los y las  niños niñas y adolescentes albergados,  logrando para ellos y ellas el respeto de su interés superior, prevalente de todos los derechos consagrados y la familia que necesitan y por derecho les corresponde.

En suma cumplir con lo ordenado por la Declaración de Derechos del Niño del Año 1924 y reiterado en las sucesivas “La humanidad le debe a los niños y niñas lo mejor que les pueda ofrecer”… somos parte de ella.


Spread the love