El clientelismo subsidiado

Clientelismo y subsidios
30 Mayo, 2022
6:09 am

Spread the love

Por. Miguel Antonio Bernal V.

La claque que tienen los callcenters de la empresa criminal conjunta gobernante a favor de los subsidios del clientelismo ha logrado ensordecer las contadas voces ciudadanas que repudiamos estas prácticas.

El clientelismo, como es sabido, ‘es un estilo de hacer política que consiste en generar fidelidades y gratitudes en grupos de la población a cambio de favores que les dispensan u ofrecen los políticos. Es la formación o fomento de esos grupos para respaldo de las acciones políticas, electorales o de gobierno’.

La demagogia populachera del presente Gobierno, ha logrado alcanzar niveles nunca antes visto en nuestro país. Ni antes, ni durante, ni después de la dictadura militar, que imperó de 1968 a 1989, las practicas antidemocráticas que acarrea el populismo y el clientelismo, habían logrado el predominio que en estos tres últimos años han impuesto.

Amplios sectores de las masas poblacionales en Panamá, enfermas de frustración, decepción, pobreza y humillación, en su desesperanza han caído en los brazos de los profesionales del engaño que hoy ejercen el control del Estado. Hoy día no cabe duda que el síndrome del clientelismo domina el escenario que impide y desvía la participación ciudadana, en la urgente tarea de accionar los cambios socio-económicos y políticos que se requieren sin más tardanza.

Subsidios en mano, la empresa criminal conjunta gobernante ha logrado anestesiar a más de la mitad de la población electoral, con el abierto propósito de poder así manipular a su antojo los recursos del Estado en beneficio de sus fortunas personales. Con la desfachatez que les caracteriza, ahora llaman a los subsidios ‘alivios económicos’, para justificar así su ineptitud e incapacidad de tener políticas y estrategias a tono con la situación del país.

Vale digital, bolsas de comida, subsidio de arroz, de maíz, de leche grado C, de tarifa eléctrica, de gas licuado, de asistencia social y becas, de 120 a los 65, red de oportunidades, ángel guardián, SENAPAN, fondo solidario de vivienda, transporte público, nutrición escolar, se encuentran dentro de ‘los alivios económicos’, los cuáles consumen más de tres mil millones de balboas anuales.

Debemos contar además, con los miles de nombramientos de funcionarios, la gran mayoría de los cuales son botellas, garrafones y dama juanas que sirven de chupópteros del presupuesto. Imposible pasar por alto los privilegios, prebendas, exoneraciones, prestamos bancarios, combustible, viajes y viáticos que disfrutan las roscas gubernamentales.

El arranque del calendario electoral, dará mayor aliento a las prácticas que han logrado someter la dignidad de los hoy inscritos en los coros de la partidocracia.

CATEDRÁTICO EN UP

Fuente de la notica


Spread the love