El precio de los medicamentos golpea brutalmente a la población

Los precios pueden ser accesibles al pueblo siempre y cuando el gobierno implemente medidas como las farmacias comunitarias
1 Julio, 2021
6:58 am

Spread the love

Por. Ramiro Guerra/ ABOGADO Y  CIENTISTA POLÍTICO.

Ramiro Guerra. Jurista y cientista político.

Los precios de los medicamentos por las nubes. Me pregunto, ¿Qué suerte corren los panameños que no pueden comprarlos? Toda una fatalidad humana. Eso de la libre oferta y demanda en este renglón de la salud, la famosa mano invisible del mercado, causando desastre en la población.  El gobierno pudiendo hacer algo, guarda silencio.

En una ocasión escribí que, la constitución del país, sí faculta a las autoridades regular productos esenciales para la vida. En este tipo de negocios y actividad económica, la especulación está a la orden del día. Son tan descarados, que algunos  de estos establecimientos te promueven ofertas engañosas de rebaja.

Viví la experiencia de uno de estos  establecimientos que anuncian rebajas en días de semanas y sobre el precio, había otro sobrepuesto. No existía tal descuento.  Estas son de las tantas realidades que critico y no puedo callar.

Como lo he escrito en varias ocasiones, en las crisis los liderazgos se crecen y forjan empatía con el pueblo.

Los gobernantes no deberían temer al poder económico. A ellos hay que ponerlos en cintura y con carácter.

Ellos no los eligieron; fue el pueblo.

El buen gobernante forja escenarios y ambientes de equilibrios, sin perder el norte, el resolver las diferencias abismales, que dan lugar a esos varios Panamá.

Reitero, esto de los precios de los medicamentos, raya en un escándalo.  ¿Hasta     cuándo tanta falta de humanidad? El gobierno tiene que intervenir y parar esta barbaridad.      Recuerdo que en la administración de Martín Torrijos, se trató de enfrentar tales despropósitos, instalando farmacias comunitarias.

El sabotaje estuvo puntual por los mercaderes de los medicamentos. La letanías de siempre, en el sentido que se atentaba contra la propiedad privada y la libre competencia. Lo lograron, hicieron desaparecer las farmacias comunitarias.

Dejemos la retórica; al pueblo lo están estrangulando. Y nuestras autoridades ¿QUÉ?


Spread the love