EN DEFENSA DE LOS DERECHOS UNIVERSITARIOS

Los casos por los cuales se han cautelado bienes, deben ser investigados.
1 Abril, 2021
7:02 am

Spread the love

Por. Miguel Antonio Bernal

Dr. Miguel Antonio Bernal
La degradación que vive la Universidad Autónoma de Chiriquí {UNACHI)m es preocupante. Así lo refleja el repudio total –expresado por diversos académicos en el comunicado que brindo a continuación- a cualquier acción que lesione el patrimonio de dicha institución.

“En los últimos días la UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE CHIRIQUI, ha ocupado los primeros lugares de atención de la opinión pública, no por la misión que está llamada a cumplir, sino por investigaciones de las cuales están siendo objeto quienes administran esta casa de estudios superiores.

A pesar que a través de entrevistas, que parecieran preparadas, se ha querido disminuir la magnitud de los acontecimientos que han motivado que sea el centro de atención, lo cierto es que en definitiva se han cautelado bienes a los supuestos involucrados, por su posible vinculación, por acción u omisión de una supuesta lesión patrimonial a las arcas universitarias, eventos estos que han motivado posiciones a favor o en contra de las acciones  de la actual administración universitaria, pero solo el tiempo y una investigación objetiva dirán si efectivamente se lesionó o no el patrimonio universitario.

Lo preocupante de lo antes dicho, es cómo se miran en nuestra sociedad las actuaciones que pudiésemos decir irregulares, incluso por las propias autoridades llamadas a investigar este tipo de hechos que pudiesen rayar en delitos.

Decimos esto por las declaraciones de la fiscal Valeska Hormechea, cuando en un tono casi amable al referirse a la posible vinculación de la rectora la describe como una responsabilidad indirecta, lo que se ha traducido por ciertos sectores como que aquí casi no paso nada, cuando los conocedores del derecho saben o deben saber que los delitos pueden ser por acción u omisión, es decir, directa o indirecta y que en ambos casos acarrean consecuencias penales, entonces ¿cómo es posible que habiéndole cautelado un caudal importante de bienes a la Rectora, la señora fiscal haga semejante declaración? y esto es importante resaltarlo porque, por eso este país anda como anda, porque las autoridades llamadas a investigar y juzgar las actuaciones de los servidores públicos muchas veces se hacen de la vista gorda, dejan hacer y dejan pasar, sin que el pueblo perciba la aplicación de la justicia.

El punto es, que en la UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE CHIRIQUI, a través de sus actuales regentes se requiere y necesita una real supervisión de los diferentes procesos que se manejan dentro de la universidad, a fin de determinar si estos se dan de forma transparente o por el contrario se practican procedimientos sesgados para beneficiar empresas o personas.

En la comunidad chiricana existe una percepción de que no se cumplen de forma correcta los diferentes procesos, en temas como licitaciones públicas, que requieren una verdadera fiscalización por parte de contraloría.

Existe una percepción similar sobre el incumplimiento de los procesos y los procedimientos en materia de selección y ascenso del personal docente, que no se cumple con lo reglamentado establecido en la normativa sobre banco de datos y por el contrario se aprovechan del silencio universitario para abusar de los llamados bancos extraordinarios de datos en donde solo los favorecidos se enteran de los mismos, y ni se diga con respecto al nombramiento y ascensos del personal administrativo, donde cada semana encontramos laborando nuevo personal, incluso con mejores posiciones y salarios que los que ya tienen etapas por antigüedad y los méritos en la universidad pero que no son tomados en cuenta, todo esto porque vienen recomendados de altos personajes con poder político, sin que se cumplan con los procedimientos establecidos en el manual de cargos y en la ley de carrera universitaria, que rige a la universidad autónoma de CHIRIQUI.

Lo antes expuesto exige no solo un despertar enérgico de todos los estamentos universitarios, sino también un compromiso serio y responsable de las autoridades llamadas a supervisar y fiscalizar las actuaciones de los servidores públicos, de manera que podamos aspirar a que la Universidad autónoma de Chiriquí, se convierta en una institución transparente, eficiente y confiable tanto en lo académico, como en lo administrativo, con el objetivo que si logramos, en un futuro próximo, interés de parte de la opinión pública, esta sea para resaltar las buenas virtudes y logros de nuestra querida universidad autónoma de CHIRIQUI”.

¡Construyamos un mejor futuro para la comunidad universitaria!

Profesores Abel Fernández (Derecho), Absel Navarro (FAECO), Carlos Sánchez (Presidente de IU), Cristian Nieto (Economía), Doris de León (Ciencias  Naturales), Amilcar Aviles (Ciencias Naturales y Exactas),  Siomy Wong ( Economía), Rodolfo Alí(CRUCHIO), Sergio Quiróz (Extensión de Boquete).


Spread the love