En honor a las lenguas indígenas

En honor a las lenguas indígenas. Fuete/Peña Moran
19 Febrero, 2021
7:12 am

Spread the love

En foro organizado por la Academia Panameña de la Lengua. Por el Día Internacional de la Lengua Materna

País diverso, multicultural, multilingüe. Con 19 lenguas maternas. Siete de ellas aborígenes. La lengua española es la predominante y en la que se ha organizado nuestra sociedad, desde la llegada de Bastidas y Colón a nuestras costas hace 520 años. Los colonizadores se llevaron el oro, pero nos dejaron las palabras, en el decir de Neruda.

Más del 75 por ciento de nuestros compatriotas tiene como lengua materna la española. 200 mil el ngâbere, de la etnia ngâbe (se pronuncia /nóbe/, no coma cuento). Lengua materna de otros es el inglés, mandarín versión hakka, árabe, hebreo, francés, hindi, guna, emberá, wuonnan, buglé, alemán.

Dos de esas lenguas están en alerta roja: se están acabando los hablantes o se están desplazando hacia otras: bribrí y naso teribe, con sus comunidades localizadas en el noroccidente, más próximo a Costa Rica. Allá nueve lenguas están en peligro.

Antes de la conquista y colonización  españolas, el país estaba compuesto por pobladores de la familia lingüística chibchense (ngäbere, naso teribe, guna, buglere y bribrí). Pueblos indígenas, además de la familia lingüística chocó, a la que pertenecen el emberá y el wounnan.

Este miércoles se celebro la existencia de nuestras lenguas, y de modo especial las aborígenes. En foro organizado por la Academia Panameña de la Lengua. Por el Día Internacional de la Lengua Materna, proclamado por la Unesco el 21 de febrero de 2000, para promocionar la diversidad lingüística y cultural y el plurilingüismo.

Este día está dedicado al reconocimiento del Movimiento por la Lengua Bengalí, que conmemoró en Bangladesh el Día del Movimiento por la Lengua desde 1952, cuando la policía y el ejército del Estado pakistaní, que entonces ocupaba Bangladesh, abrieron fuego contra la multitud de hablantes de lengua bengalí, que se manifestaban por sus derechos lingüísticos en Dhaka.


Spread the love