Ir más haya de lo logrado, la lucha contra la minería en Panamá

La lucha contra la minería es y ha sido desde sus inicios en Panamá, solo que la TV y prensa la ocultaban. Hoy son mas voces las que protestan y se oponen.
26 Agosto, 2021
11:49 am

Spread the love

Por.  Julio Yao

Estimados amigos: 

El Comité pro Cierre de Mina Petaquilla que dirigí y coordiné en Representación del Serpaj-Panamá, por muchos años, integrado por la Coordinadora Campesina por la Vida, de María Muñoz, la Organización Rey Quibián, de la  Comunidad de Nueva Lucha, el  Consejo Nacional de Tierras y Aguas, y 20 comunidades de  Colón y  Coclé, celebra que haya hoy  numerosas agrupaciones opuestas a  la minería que no existían mayormente antes.

En esos años, no teníamos ninguna confianza en la justicia o  los medios de comunicación social, los cuales muy rara vez nos atendieron pese a nuestros llamados.

Aún hoy tampoco tenemos mucha fe en la justicia panameña, como vemos cada día.  Por esas razones, nuestra organización se apoyaba más en la acción directa, no violenta, la desobediencia civil, para resistir las arremetidas mineras contra los, sectores más vulnerables,  campesinos e indígenas.  Fue así que logramos paralizar o interrumpir sus labores  contaminantes, muchas veces. Entre 2008 y 2009  cerramos los accesos a la empresa por varias semanas hasta que una feroz represión a nuestras gentes incluyendo  aviones y gases nos llevó a la cárcel a nuestros dirigentes y amenazó a las comunidades.

Esto ocurrió con la. complicidad del Arzobispo de  Colon, Audilio Aguilar, vendido a la empresa minera desde la Mina de Santa Rosa en Cañazas, Veraguas, quien despidió a los sacerdotes antimineros.  Sufrimos al menos tres atentados para asesinarnos. Eso fue en momentos que Marcel  Salamín era  mano derecha de Richard Fifer, propietario de la Petaquilla Gold y  cuando estábamos bajo el supuesto presidente Martín Torrijos, traidor de su padre y de las comunidades de  Coclesito  que el militar tanto amaba y donde tenía su casa de refugio.  Hasta Juan  Carlos Tapia nos calumnio en su programa DE TV y NO NOS DIO DERECHO A REPLICA. La empresa lo premió con publicidad permanente y lo llevó en sus helicópteros a la minera.

Nuestro Comité avanzó todo lo que pudo. Pedirles más era arriesgar sus  vidas y las de sus familias.  Lamentablemente mi salud obligó a retirarme, aunque mantengo los lazos con sus más destacados dirigentes y yo proseguiré la lucha contra la minería metálica en la medida de mis posibilidades. .


Spread the love