LA PESTE DE LA INCOMPETENCIA SOCAVA AL PRD

El presidente se ha ausentado de las grandes convocatorias. En cuanto a los albergues no ha tomado las medidas que son necesarias y que espera la población
6 Marzo, 2021
6:17 am

Spread the love

Por. Jaime Cheng Peñalba/Sociólogo y docente panameño

Jaime Cheng Peñalba

Personas pertenecientes a “círculos ceros” desplazados en el PRD sostenían previo a las elecciones primarias para escoger al candidato presidencial de dicho colectivo, que Laurentino Cortizo era “el menos malo” en la terna en la cual también participaron Zulay Rodríguez y Ernesto Pérez Balladares.

Zulay no podía ser porque sencillamente no era su tiempo y además porque su carácter muy explosivo y también volátil asustaba a muchos. Un viejo copartidario decía “ con Zulay nos vamos a ir a pique si sale elegida, es una mujer sin control y que tiene su propia agenda”. De Ernesto Pérez Balladares, ni hablar, solo con el hecho de haber privatizado empresas que el extinto General Omar Torrijos había “rescatado” para beneficio del pueblo fue considerado por “bases perredianas” como un verdadero sacrilegio y un pecado imperdonable.

De tal manera que Laurentino Cortizo era como quien dice la “ficha” del partido, aunque para parte de la junta Directiva del PRD no podía ser ya que no era un auténtico exponente del partido fundado por Omar Torrijos, una mezcla de híbrido con matices heredados del partido Solidaridad.

Supe por una persona muy cercana a “Nito” Cortizo que muy en el fondo este no quería ganar sino competir para cumplir con una etapa de su vida política pero que sabía lo que le esperaba si llegaba a montarse en el potro de la Presidencia de la República. Es más, su conocido plan de “muchos Panamá” con distintas realidades respondía más a un esquema “romántico de campaña” que a un auténtico plan pragmático.

Es muy probable que Cortizo sea una especie de Don Quijote, convencido de que realmente podía hacer frente a gigantes y dragones para salvar el país olvidándose de que pertenecía a una estructura donde los puestos se reparten por “herencia” política y no por “capacidad”. Y de hecho así ocurrió una vez Cortizo ganó las elecciones por un estrecho margen, los espacios políticos fueron repartidos a las figuras conocidas como los “viejos caudillos” o los “hijos de los antiguos jerarcas”, niños de papá y mamá que ostentan títulos pero les falta valentía y decisiones propias. Verdaderos ejércitos de muchachos que crecieron con Wikipedia como la más infalible fuente de conocimiento y del WhatsApp como el referente de comunicación.

Todo andaba sobre ruedas en los primeros meses de la “repartición perredista” hasta que como en la novela La Hojarasca “sin avisarnos ni pedir permiso” llegó la Pandemia del Coronavirus y entonces el supuesto liderazgo de muchos se vino abajo entre escándalos de corrupción en medio de la crisis sanitaria. Con un dolor muy “profundo”, Cortizo ha tenido que deshacerse de muchos incluyendo a Ministros, Vice Ministros, Directores etc.. más que todo por incapacidad.

Pero lo peor de la gestión no son los malos manejos de algunos funcionarios como lo ha sido recientemente el escándalo de los albergues, sino la manera en que son “despedidos” y el enorme vacío que luego queda sin que exista una mayor explicación de los hechos. Este silencio que queda por parte del Ejecutivo evidencia que definitivamente se está gobernando de espalda a la realidad. El caso de los abusos en los “albergues” y la forma tan escueta en que Cortizo apareció tomado de la mano con su esposa para dar una conferencia de prensa para dar una imagen de “Familia Unida” con más interrogantes que respuestas encolerizó a un segmento importante de la población que definitivamente cree que hay algo muy podrido desde las alturas.

Hay un refrán muy conocido que habla del temple y la disposición de las personas para los puestos “¿Quería ser Reina? Entonces empieza a tirar besitos”. “Nito Cortizo solo dio dos besitos, se bajó de la carreta y dejó que la misma siguiera andando para constituirse en un Presidente ausente. No sé si el resto de la “estructura jerárquica” del PRD se hayan dado cuenta, pero la gestión Quijotesca de Cortizo está condenando a dicho partido a vivir muchos años más de “vacas flacas” una vez termine este gobierno.

Que tenga uso de memoria, este ha sido el gobierno en los últimos 15 años donde más renuncias y despidos han existido, solo faltarían en dimitir el propio Presidente y su Vicepresidente pero amanecerá y veremos. Cualquier cosa puede ocurrir con la hojarasca que nos ha traído este ciclo de Pandemia y corrupción.

 

 


Spread the love