LA ÚLTIMA REFORMA AL CÓDIGO PENAL DE PANAMÁ.

14 Octubre, 2020
12:00 am

Spread the love

Por: Dr. Boris Barrios González.

(Delitos de violencia o maltrato al adulto mayor)

Desde el pasado mes de abril está en vigencia la Ley 149 de 24 de abril de 2020 sobre la protección integral del adulto mayor, que adiciona un capítulo al Código Penal contentivo de los artículos 212-A y 212-B que tipifica el tipo penal y delimita las conductas punibles de violencia y maltrato contra adultos mayores.

 

Según esta última reforma que se introduce al Código Penal, mediante la Ley 149 de 2020, quien incurra en maltrato o violencia contra adulto mayo deberá pagar entre 3 y 5 años de cárcel, una sanción que se elevará a entre 4 y 6 años cuando el agresor sea pariente de la víctima.

En esta última reforma al Código Penal de Panamá se introduce una apología penal relativa a las conductas de maltrato o violencia contra adulto mayor y que de manera genérica se establece que el maltrato a adulto mayor (persona de 60 años en adelante) consiste en «causar, permitir o hacer que se le cause daño físico, mental o emocional, incluyendo lesiones físicas causadas por castigos corporales».

No obstante, también, es mal trato o violencia contra el adulto mayor que se le utilice o induzca a la mendicidad o en empleos que pongan en riesgo su vida, darle un trato negligente o mala alimentación, no llevarle a un centro médico cuando su salud lo requiera, o emplearle en labores domésticas que no sean apropiadas a su condición.

MODALIDADES DE EJECUCIÓN DEL DELITO DE MALTRATO AL ADULTO MAYOR.

Del texto del artículo 212-B del Código Penal se deduce que para los fines del artículo anterior (art. 212-A), constituyen maltrato a un adulto mayor las conductas siguientes:

  1. Causar, permitir y hacer que se le cause daño físico, mental o emocional, incluyendo lesiones físicas ocasionadas por castigos corporales.
  2. Usar o inducir que se le utilice en la mendicidad o en propaganda o publicidad no apropiada para su edad.
  3. Emplearlo o permitir que se le emplee en trabajos prohibido o que ponga en peligro su vida o salud.
  4. Darle trato negligente.
  5. Someterlo a mala alimentación.
  6. No trasladarlo cuando sea requerido a sus citas médicas o no procurarle de alguna manera la atención médica en el hogar.
  7. Obligarlo o utilizarlo dentro del hogar como trabajador doméstico, de limpieza o cuidador de infantes o en labores del hogar que una persona de su edad no deba realizar por su condición.

Si las conductas descritas en el presente capitulo se realizan por culpa o negligencia, la pena de prisión será de seis meses a dos años o su equivalente en arresto de fines de semana o trabajo comunitario, siempre que la conducta no constituya delito sanciona con pena mayor.


(referencia tomada de mi último libro: «EL PROCESO POR DELITO DE VIOLENCIA DOMÉSTICA» que saldrá en el mes de julio bajo el sello de la Editorial BARRIOS Y BARRIOS, Panamá).


 


Spread the love