Laurentino Cortizo. $9,473 millones en deuda durante su gestión. Un sabor agridulce para aquellos que piden detalles de los estos fondos

La deuda del sector público no financiero pasó de $26,612 millones a $36,085 millones, lo que representa un aumento de $9,473 millones.
6 Enero, 2021
6:27 am

Spread the love

Entre junio de 2019 y noviembre de 2020, coincidiendo con la gestión del presidente Laurentino Cortizo, el saldo de la deuda del sector público no financiero pasó de $26,612 millones a $36,085 millones, lo que representa un aumento de $9,473 millones.

En 17 meses, el aumento de la deuda es superior al registrado en los cinco años de las dos administraciones anteriores.

En su discurso del 2 de enero en la Asamblea Nacional, el mandatario dijo que tuvieron que captar fondos para pagar compromisos heredados de la pasada administración, así como para hacer frente a los efectos de la pandemia de la Covid-19.

NUESTRO PANORAMA AL 30 DE NOVIEMBRE DEL 2020

El saldo de la deuda pública total aumentó en US$339.0 millones (0.95%) respecto al saldo registrado al cierre de octubre de 2020. Durante el mes de noviembre se recibieron desembolsos por US$363.0 millones, correspondientes a US$360.0 millones de la Línea de Crédito con Banco Nacional, como apoyo al Presupuesto General del Estado; y US$3.0 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), concernientes al Programa de Panamá en Línea de la Autoridad de Innovación Gubernamental (AIG) y al Programa de Saneamiento de los Distritos de Arraiján y La Chorrera del Ministerio de la Presidencia (MINPRE). Dentro del servicio de la deuda externa, US$32.4 millones fueron destinados a pagos de principal a préstamos contratados con Organismos Multilaterales, destacándose el pago por US$22.6 millones con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF). Adicionalmente, se destinaron US$41.2 millones al pago de intereses, de los cuales US$26.3 millones corresponden a los Bonos Globales 2047-4.5% y US$14.9 millones a préstamos contratados con Organismos Multilaterales. En cuanto al servicio de la deuda interna, se destinaron US$42.0 millones a pago de intereses, US$37.0 millones correspondiente al Bono de Tesoro 2024-4.95% y US$5.0 millones correspondiente.

Al cierre de noviembre, los rendimientos de los títulos de deuda internacional más líquidos de la República de Panamá reflejaron una disminución de 11 puntos básicos en promedio, en comparación con el mes anterior, mientras que los instrumentos locales disminuyeron 14 puntos básicos en promedio.

Los Bonos del Tesoro de los Estados Unidos también registraron una disminución en su rendimiento, siendo esta de 4 puntos básicos en promedio frente al mes previo. Las preocupaciones por el COVID-19 mantuvieron controlados los rendimientos de los Bonos del Tesoro la mayor parte del mes de noviembre, a pesar del optimismo que tenían los inversionistas respecto a que el Gobierno de los Estados Unidos pudiera aceptar un nuevo paquete de estímulos. Finalmente, los rendimientos se vieron impactados a la baja, dado el aumento en la demanda del activo de refugio por parte de los inversionistas luego que el Departamento de Comercio reportó que las solicitudes de subsidios por desempleo subieron más de lo esperado.

Por otro lado, la calificadora de riesgo Standard and Poor’s (S&P), mantuvo el grado de inversión de Panamá, por lo tanto, el país sigue siendo atractivo para los inversionistas en medio de un escenario mundial difícil causado por la pandemia Covid-19, que afecta la economía y las finanzas públicas. No obstante, revisó a la baja la calificación soberana de Panamá de BBB+ a BBB. La Calificadora indica que la economía panameña sigue diversificada y que la calificación está respaldada por la carga de deuda moderada del país.

AÚN ES PANAMÁ ATRACTIVO PARA INVERTIR

Lo que falta es el empeño, la dirección, la eliminación ya no de la percepción sino de la corrupción que es un mal que aqueja casi todos los sectores del gobierno y de los gobiernos que han estado antes. Hay que buscar formas dinámicas con los empresarios, trabajadores y demás sectores los cuales han sido excluidos en todas las actuales decisiones que se toman como muy a la ligera por los que dirigen las cosas públicas.

Por qué hay que esperar hasta que inicie el Pacto del Bicentenario cuando debemos de hacer las consultas es ahora o quizás para noviembre no tengas tan fácil el panorama económico.

Nota del editor


Spread the love