Lo que mal empieza, mal acaba

El gobierno ha impuesto con derecho a voz y voto a los partidos políticos, la Asamblea de Diputados, la juventud, la bancada de diputados Independientes, menos a los trabajadores.
18 Marzo, 2021
6:56 am

Spread the love

Por. Mariano Mena

Recientemente se cumplió el primer mes de haber instalado la mesa de diálogo por la Caja del Seguro Social y el día de ayer se dio el anuncio de retirada de la misma de los representantes de las organizaciones de trabajadores del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (CONATO).

Una primera divergencia surge debido a que los mismos exigen que la designación del Coordinador de la mesa, sea producto de una discusión y elección de la mesa y no a partir de una imposición del órgano Ejecutivo como lo han hecho con el Dr. Joaquín Villar García y mucho menos cuando éste personaje en el ejercicio de su vida privada como representante de empresas (patrono) ha dejado de pagar las cuotas obrero patronales dejando a sus trabajadores al desamparo de la seguridad social y peor aun siendo que el mismo en su práctica personal ha incurrido como actor y protagonista del cierre forzado del diario La Prensa a punta de varilla en la época de los militares y se dice que es un connotado PRD, lo cual no es un pecado; pero es el partido que gobierna y quienes lo designan.

Un segundo elemento de discordia, lo es el asunto relativo a la toma de decisiones; cuando en la metodología impuesta dicen que las mismas se tomarán por consenso y por mayoría; cuando se ha visto que el consenso implique mayoría. La mayoría es consecuencia de una votación y el consenso es producto de un acuerdo en donde todas las partes seden algo en aras de lograr un entendimiento o acuerdo común.

En una mesa donde el gobierno deliberadamente ha impuesto una serie de actores que poco o nada les corresponde hacer en la misma y más grave aún con derecho a voz y voto como lo son los partidos políticos, la Asamblea de Diputados, la juventud, la bancada de diputados Independientes, el perro y el gato garantizándose el 75% de los votos y actores y a los trabajadores quienes somos los verdaderos afectados hoy y lo seremos mañana solo están representados con un 25% nos lleva a la conclusión de que la mesa está servida y de nada sirve mantenerse en ella.

Otro tema de discordia surge a partir de los planteamientos de los trabajadores al oponerse a la imposición de las medidas paramétricas que implican en lenguaje claro y llano disminución de beneficios al momento de la jubilación, aumento de cuotas y de edad para el retiro y que ese 75% las aúpan, nos deja claro qué es lo que quieren.

Los trabajadores impulsan la vuelta al sistema solidario ya que los países que fueron al sistema de cuentas individuales han tenido que regresar al sistema solidario, debido a que los adultos mayores que se jubilaron con el sistema de cuentas individuales al consumir lo «ahorrado» se quedan sin ingresos y el estado se ve forzado a subsidiarlos de por vida.

De dónde saca el diputado Edison Broce, esa propuesta de eliminar el concepto de solidaridad del sistema de seguridad social, clase de animal con ropa; no sabe el que uno de los pilares fundamentales del sistema de seguridad social es la solidaridad para salir con semejante salvajada.

A prepararnos para gastar suelas de zapatos y zapatillas porque ya sabemos lo que nos espera, y para morir de hambre al jubilarnos que nos mate el coronavirus, porque la calle será nuestro destino.

EX SECRETARIO GENERAL CGTP

Fuente de la noticia


Spread the love