Organizaciones ambientales denuncian que Miambiente y Anati impulsan la invasión en las áreas protegidas del país.

En un acto administrativo confuso de extralimitación y omisión en el cumplimiento de sus funciones, el Ministerio de Ambiente cede por Decreto Ejecutivo sus competencias a la Autoridad Nacional de Tierras (ANATI) permitiendo que sea esta institución la que determine el uso de los suelos dentro de las Áreas Protegidas.
16 Noviembre, 2021
8:41 am

Spread the love

Una nueva amenaza recae sobre la integridad de nuestras Áreas Protegidas poniendo en peligro su preservación y permanencia. El Ministerio de Ambiente en abierta violación a sus competencias como rector del Estado en materia de protección, conservación, preservación y restauración del ambiente y el uso sostenible de los recursos naturales, dicta el Decreto Ejecutivo No. 141 de 2021 y crea los “Certificados de Acreditación de Uso de Suelo en Áreas Protegidas”.

Este certificado carente de justificación técnica busca reconocer derechos de posesión dentro de las Áreas Protegidas abriendo la puerta a usos no determinados y por tanto contrarios a los objetivos de creación de estas zonas.

Contrario a Derecho y en un acto administrativo confuso de extralimitación y omisión en el cumplimiento de sus funciones, el Ministerio de Ambiente cede por Decreto Ejecutivo sus competencias a la Autoridad Nacional de Tierras (ANATI) permitiendo que sea esta institución la que determine el uso de los suelos dentro de las Áreas Protegidas.  Con esta acción, el Ministerio de Ambiente no sólo ignora los Planes y categorías de Manejo, los Planes Operativos Anuales, los Planes de Uso Público y múltiples compromisos internacionales de conservación, sino que entrega más del 30% del Patrimonio del Estado, que es lo que constituyen las Áreas Protegidas, para que sea “certificado” por la ANATI, en respuesta a intereses individuales.

En un “procedimiento especial” de más de treinta pasos, en donde ninguno considera aspectos ambientales ni elementos de conservación, se le otorga completa discrecionalidad a la ANATI para determinar a quién se considerará poseedor legítimo dentro de un Área Protegida. Considerando que ninguna de las entidades involucradas cuenta con registros catastrales oficiales de las áreas afectadas, el decreto abre la puerta de facto para el reconocimiento actual y futuro para nuevas ocupaciones, muchas de las cuales han sido toleradas hasta la fecha por las graves limitaciones en la capacidad fiscalizadora de MIAMBIENTE y otras entidades y por la complacencia politiquera de muchas autoridades a lo largo de décadas, y de las que todos hemos sido testigos.

Resulta irónico que aun cuando la mayoría de las Áreas Protegidas se han creado para salvaguardar sus preciados ecosistemas de acciones concretas como las invasiones y la deforestación que estas producen, sea la misma institución rectora de la materia la que establezca una herramienta para promover y justificar estas acciones. Ninguna de las normas que constituyen y resguardan las áreas protegidas busca perjudicar el desarrollo económico o social de las comunidades, muy por el contrario, sus objetivos persiguen la protección de la producción del agua, resguardo frente tormentas e inundaciones, barreras naturales contra enfermedades y múltiples servicios ambientales sin los cuales las poblaciones estarían expuestas a la muerte o sin más remedio que migrar para obtener una mediana calidad de vida.

“Los panameños han asumido la responsabilidad de haber sido bendecidos con una de las mayores biodiversidades del mundo… Panamá ha entendido que lo que es bueno para el planeta es bueno para la economía y es bueno para cada uno de los países”. Estas palabras vertidas por el Presidente Cortizo ante la Asamblea de Naciones Unidas, la estrategia gubernamental que se estará planteando en la Conferencia de Cambio Climático el día de hoy y otros muchos compromisos adoptados por el país en materia ambiental son sólo discursos de promesas vacías sino se acompañan de acciones reales. Este Decreto no beneficia a la gente, no beneficia al ambiente, no beneficia al país.

Las organizaciones firmantes exigimos al Órgano Ejecutivo la inmediata derogatoria del Decreto Ejecutivo 141 de 2021, que además ha sido emitido en abierta violación a los derechos de participación contemplados en el Acuerdo de Escazú, contradiciendo los esfuerzos que este mismo ministerio realizó para su ratificación. En su lugar, exigimos igualmente que las autoridades en su conjunto y en particular el Ministerio de Ambiente asuman sus competencias y responsabilidades e implementen programas de desarrollo reales que reconozca e impulsen las actividades productivas respetuosas con la conservación de las áreas protegidas y sancionen aquellas que las destruyen en detrimento de todos, en especial de las futuras generaciones.

En los escenarios de pandemia, crisis climática y crisis económica que atraviesa el mundo, se acabó el tiempo para los discursos vacíos que no se convierten en acciones reales.

Fuente de la notica

Periódico Constituyente se une a este movimiento y respaldaremos sus iniciativas

Comité Panameño de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), con el apoyo de las siguientes 77 organizaciones:

Centro de Incidencia Ambiental de Panamá (CIAM) (Miembro Comité Panameño UICN) Asociación Centro de Estudios y Acción Social Panameño -CEASPA- (Miembro Comité Panameño UICN) Asociación de Jubilados, Pensionados y Personas de la Tercera Edad de Guararé
Movimiento Democrático Popular Observatorio Panameño de Ambiente y Sociedad, Obpas Fundación Balu Uala
Animal Save Panama y Climate Save Panama Alianza Ciudadana pro Justicia Fundación para la Protección del Mar PRO-MAR (Miembro Comité Panameño UICN)
Panama Verde Alianza para la Conservación y el Desarrollo (ACD) Proyecto Primates Panamá
Asociación de Productores de Fincas Integrales del Río Caisán (APROFIRC) Movimiento Victoriano Lorenzo ASEZOL
CDT BARÚ SEPOR- Asociación de Productores orgánicos de Rovira Centro de Orientación y Educación Familiar
Centro de Pensamiento para el Desarrollo Sostenible Guardianes del Río Cobre OBC Grupo Petrus Dominical, Renacimiento,Chiriquí
Sindicato de Trabajadores de la Industria del Cemento y Derivados de Panamá Tortugas Pedasí Parque Natural Metropolitano (Miembro Comité Panameño UICN)
INSTITUTO BARÚ FUNDACIÓN TOABRÉ Asociación Panameña de Agricultura Orgánica
Alianza por un Mejor Darién (AMEDAR) Espacio Encuentro de Mujeres GAEA Abogados
Comunidades Ecleciales de Base, Sector Concepción Génesis Ideas CONSULTA CIUDADANA
Colibrí, Asociación Ecologista de Panamá Fundación Pro-Conservación de los Primates Panameños (FCPP) Organización Todos Hermanos(OTH) COCLESITO
Refugio Pedasí Fundación Panamá Sostenible Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON) (Miembro Comité Panameño UICN)
Sociedad Audubon de Panamá (Miembro Comité Panameño UICN) Asociación de Residentes de Quarry Heights Frente Santeño contra La Minería
Comité pro Defensa del Área Protegida Cerro Ancón FUSAVE Despierta Tonosieño
Asociación de Propietarios y Residentes de Clayton APRECLA The Panama News Asociación de Educadores Veragüenses A.E.VE
Fundación Agua y Tierra COY16 Comité Cívico de Torremolinos
Sal de las Redes Panamá Amigos del Parque Internacional la Amistad Movimiento Cambio Verde Panamá Oeste
Colectivo Voces Ecológicas, COVEC Fundación Red de Jóvenes Afropanameños Fundación Wetlands International
Coalición Internacional de Mujeres y Familia CIMUF Panamá Fundación para el Desarrollo Integral Comunitario y Conservación de los Ecosistemas de Panamá (FUNDICCEP) ADOPTA BOSQUE PANAMA
Advantage Tours Panama Asociación Amigos del Parque Nacional Santa Fe – AMIPARQUE Hiking Feminista
Centro de Capacitación Social Asociación de Profesores de Panamá (ASOPROF) Fundacion Cerro Cara Iguana
Red de Vida Concejo Consultivo de Chagres-Alhajuela Cruces Trails OBC
Poder Ciudadano Mount Totumas Cloud Forest Red de Reservas Naturales Privadas de Panamá
Planetario Verde Fundación Los Naturalistas Ecoclub Amigos de la Tierra
Asociación Ecología y Educación para la Conservación de la Biosfera Liga Patriótica Popula

Spread the love