TODO “CAPO” ACABA SOLO

25 Noviembre, 2020
12:01 am

Spread the love

Por. Jaime P. Cheng. Sociólogo y docente panameño.

JAIME CHENG PEÑALBA
SOCIOLOGO Y DOCENTE PANAMEÑO

Para la época de la prohibición del licor en EEUU ( Ley Seca) y la “Gran Depresión Económica” surgieron varios grupos mafiosos y personajes vinculados al crimen organizado particularmente asociados con el contrabando de licor y los juegos de azar.

Uno de estos “gansters” conocido como Al Capone saltó a la “fama del crimen” por ser una persona despiadada y que controlaba tanto el bajo mundo en Chicago como a las propias autoridades.

En la película “ Los Intocables” de Brian de Palma se recrean las acciones de este mafioso y se observan los poderosos tentáculos que tenía Al Capone para sobornar policías, jueces , alcaldes etc. .hasta que un grupo de policías honestos y alejados de toda mala tentación deciden poner fin a la carrera delictiva del mafioso en mención.

Todos recordaran que Al Capone murió prácticamente solo y enfermo de Sífilis sin que ninguno de sus antiguos colaboradores se acordaran de él. Lo irónico es que en su momento de “gloria” siempre estaba rodeado de abogados, mujeres y personas que querían algún favor del Capo.

Para la década de los años ochenta surgió el nombre de otro gran mafioso que hizo temblar a toda Colombia y que puso prácticamente a la justicia de “rodillas”, hablamos en esta ocasión de Pablo Emilio Escobar Gaviria, la cabeza visible del poderoso Cartel de Medellín.

Un Capo que llegó a amasar miles de millones de dólares y que al igual que Capone tenía en sus planillas a un sin número de autoridades que le permitían “salirse con la suya”. Que no se nos pase por alto que Escobar llegó a ser diputado y hasta tenía las intenciones de convertirse en presidente de Colombia.

Pablo Escobar y Al Capone tenían en común que desde pequeños se les veía su inclinación para hacer el mal y buscar el dinero de la manera más fácil posible. Tenían una habilidad innata para olfatear donde estaban los negocios para hacer dinero sucio y rápido perjudicando a otros .

Pablo Escobar llegó a cometer miles de asesinatos de gente que no tenían nada que ver con sus fechorías utilizando los coches bombas y explosivos en aviones.

Al final de sus andanzas Pablo Escobar murió acribillado junto a solo “uno” de sus cientos de guardaespaldas que le juraron lealtad incluso con sus propias vidas. De esta manera al igual que Al Capone y Escobar, Joaquín “El Chapo” Guzmán otro conocido mafioso mexicano paga prisión de por vida en una cárcel estadounidense solo con la única compañía de las cuatro paredes que son mudos testigos de como queda un hombre malvado al final de su vida.

De nada valieron al final de sus vidas la cantidad de abogados que ostentaban y los vínculos que llegaron a tener con las instituciones policiales y de poder judicial. Al final sus típicas escenas de “locos” y amenazadores se diluyeron hasta quedar reducidas a la nada, pues está escrito que “la paga del pecado es la muerte”.

Pero ¿Por qué este final tan triste para estos “capos del mal”? Recordemos que en el Nuevo Testamento cuando el diablo se le aparece a Jesús en el desierto le ofrece “poder” a cambio de que éste se humille ante él.

El “Mal” representado en la tentación del diablo se le ha seguido apareciendo a muchos y les dan de escoger una “vida de placeres” a cambio de la fidelidad por hacer acciones perversas. Son muchos los que sucumben por la tentación del dinero y el placer, pero pocos los valientes que se atreven a decir “basta”, mi camino es el de los justos y humildes de corazón.

Claro que muchos de estos reconocidos “Gansters” tuvieron una oportunidad para redimirse y arrepentirse de todo lo malo hecho, pero prefirieron ignorarla puesto que su corazón no estaba hecho de bondad. Nos dice Santiago 4: 8 : “ Acérquense a Dios y él se acercará a ustedes”. Esto nos enseña que todo andar torcido se puede enderezar si limpiamos nuestras malas acciones con acciones de honor y justicia.

¿Acaso existe honor cuando un funcionario público roba dineros del estado y no reconoce su error devolviéndolos? ¿Acaso existe honor cuando se dicen mentiras al prometer cosas que no se les pueden cumplir a la población? ¿Acaso existe honor cuando se encubren las malas acciones de copartidarios que cobran dobles salarios sin trabajar?

Desde luego que no existe ningún tipo de honor para los “gánsters” y políticos mafiosos puesto que para ellos está primero la ambición desmedida y los anti-valores o como bien lo dijera

José Martí : “ Al hombre le es más fácil morir con “honra” que pensar con orden”.

 


Spread the love